01 Zaragoza – Belchite2018-10-04T13:48:41+00:00

Ruta 01

Zaragoza – Belchite

«Las blancas tierras salitrosas se quedan detenidas en el paisaje,…
como olas gigantescas del mar interceptadas en su caída.»

Belchite

Arranca nuestro viaje en Zaragoza, desde la vieja Estación de Utrillas en la calle Miguel Servet. Abandonaremos la ciudad por la carretera de Castellón. A los pocos kilómetros tomaremos el desvío hacia Valmadrid. Tras cruzar el Canal Imperial de Aragón y la vía de ferrocarril Zaragoza-Barcelona, y dejar atrás varios polígonos, “el monte de romero y tomillo empieza su reinado que durará durante todo el camino”. Rodeados de un “paisaje fantasmagórico e irreal” subiremos suavemente el puerto. La inhóspita estepa es hoy un espacio natural protegido y zona de especial protección para las aves.

Torrecilla de Valmadrid es la primera localidad con la que nos encontraremos. Donde la huella de la antigua vía del ferrocarril se adivina entre los bancales. Valmadrid nos da la bienvenida a la Comarca de Belchite. Aquí una vieja Casilla de Guardagujas es testigo todavía de un tiempo pasado. Valmadrid cuenta en sus proximidades con los “restos náufragos del gran pinar que, en tiempos, debió recorrer todos estos lugares”. Conduciremos hasta alcanzar el alto del Puerto de Valdescalera donde deberemos parar para contemplar el extraordinario paisaje de “blancas tierras salitrosas”. Un amplio horizonte en el que destaca, a lo lejos, la silueta y el humo de la Térmica de Andorra.

Descenderemos acompañados de una terrible sequedad hasta La Puebla de Albortón. En este paisaje lunar José Antonio se para a meditar sobre sus gentes, la emigración y su historia. A escasos kilómetros la vía del ferrocarril vuelve a cruzarse y en las inmediaciones encontraremos la estación de Azuara, que abandonada de su uso primitivo, sirve hoy de paridera para el ganado. Al llegar al cruce con la carretera A-220 el viajero puede tomar la opción de dirigirse a Fuendetodos, lugar de nacimiento de Francisco de Goya donde podrá visitar su casa natal y el Museo del Grabado.

En dirección contraria seguimos la ruta trazada hacia Belchite. Antes nos aguarda el Monasterio de la Virgen del Pueyo, “un santuario –de traza orientalelevado sobre un montículo”, en el que destaca su torre mudéjar. Un desvío a la izquierda nos permitirá rodear su perímetro y detenernos a contemplar “el paisaje sobrio que lo rodea y en su interior un barroco ingenuo y apabullante”. De vuelta a la carretera andaremos paralelamente a los restos del ferrocarril y pronto los olivos nos anuncian que está cerca Belchite. Atravesaremos el pueblo nuevo hasta darnos con el Arco de la Villa, una de las puertas de entrada al Pueblo Viejo de Belchite.

Tras ella los restos de lo que fue un hermoso pueblo gótico mudéjar aragonés, escenario de una de las batallas más cruentas de la Guerra Civil. Las ruinas de las iglesias de San Agustín y de San Martín de Tours, la del Convento de San Rafael y de la Torre del Reloj, confieren al paisaje urbano
un ambiente desolador y fantasmagórico.

Galería fotográfica

Destacamos

Planas y Estepas de la margen derecha del Ebro

Espacios naturales de gran valor geológico y faunístico, declarados Lugar de importancia Comunitaria dentro de la red europea Natura 2000, que se enmarcan dentro de la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de “Estepas de Belchite – El Planerón – La Lomaza”.

Santuario de la Virgen del Pueyo

Situado posiblemente sobre la antigua Belia romana, tiene su origen en una ermita medieval del s. XIII. Comprende un amplio recinto cerrado en el que encontramos edificaciones civiles y la hospedería. La iglesia actual, de estilo barroco, es de 1725. Destacan los restos del claustro renacentista del convento de los Agustinos, y la torre mudéjar, ambos del s. XVI.

Fuendetodos, Goya y el Nevero

Lugar de nacimiento de Francisco de Goya (1746-1828) cuya casa natal se puede visitar. Cercana a ella el Museo del Grabado acoge la obra gráfica del pintor y todo sobre las técnicas del grabado. En las inmediaciones se encuentra el Nevero de Culroya, del s. XVIII, el más importante del Campo de Belchite.

Convento de San Rafael. Pueblo Viejo de Belchite

Construcción barroca del s. XVIII que constaba de dependencias monacales, iglesia, escuela y cementerio. Muy destruido durante la batalla de Belchite fue abandonado tras la guerra civil, y en la actualidad se encuentra es estado de ruina. De la iglesia sólo queda la fachada en la que se abre la portada en arco de medio punto.