09 – Para seguir llenando la mochila2018-02-09T13:58:49+00:00

Para seguir llenando la mochila

El río Ebro a su paso por Zaragoza

‘Zaragoza Plaza a Plaza’ es el itinerario que José Antonio Labordeta nos dejó escrito y que nos ofrece como trampolín para conocer y vivir la ciudad. Pero hay otros lugares en Zaragoza por los que él paseaba con sus amigos y con su familia. Unos, cercanos a las plazas por las que hemos transitado, otros, tras la ciudad que crece “rompiendo por el sur las murallas romanas, cubriendo el río Huerva y desplazándose hasta los montes de Torrero…”.

Uno de esos lugares es la plaza Santa Marta a la que llegaríamos tomando la calle Refugio desde San Jorge, para entrar en ella por la calle de Diego Dormer. Es este un lugar de encuentro donde podremos descansar. Saliendo por la misma calle pasaremos bajo la sombra del palacio de la Real Maestranza de Caballería hasta la calle Pabostría, que nos conducirá por la trasera de la Catedral de El Salvador, o la Seo, hasta uno de los rincones más bonitos de Zaragoza, el Arco del Deán, que sirve de entrada a la Plaza de San Bruno. Bordearemos la Catedral por la calle del Sepulcro hasta llegar a la Plaza de la Seo, donde se ubica la fachada principal de la catedral. La calle don Jaime separa esta plaza de la del Pilar donde nos esperan el edificio de La Lonja, el Ayuntamiento y la Basílica del Pilar, y más al fondo, la iglesia de San Juan de los Panetes. Tras ellos el río Ebro. Atravesar el Puente de Piedra, el más antiguo de los que cruzan el río, nos permite tener una perspectiva diferente de la ciudad.

Otra Zaragoza es la que discurre fuera de los límites que marcaron las viejas murallas. Una nueva ciudad, moderna y contemporánea. Desde el Mercado Central (Ruta 6) tomaremos la avenida de Cesar Augusto que nos conducirá hasta la Puerta del Carmen, la única puerta de entrada a la ciudad que ha quedado en pie. Cerca de ella el Café Levante, nos sirve de descanso desde 1895. Seguiremos el Paseo de Pamplona para llegar hasta Plaza de Paraíso donde se levanta la antigua Facultad de Medicina, actual Paraninfo de la Universidad de Zaragoza. Aquí confluyen varias de las vías más importantes de la ciudad. El Paseo de la Independencia nos lleva hacia la Plaza de España, donde podremos enlazar con alguna de las rutas propuestas anteriormente. En dirección contraria, nos dirigimos por Gran Vía hacía el campus universitario para llegar, acompañados por la sombra de los plátanos, al final del recorrido, el Parque Grande, esa “hermosa masa arbórea” que desde 2010 lleva el nombre de José Antonio Labordeta.

Galería fotográfica

Galería fotográfica

Destacamos

Arco del Deán
Construido en el s. XIII para comunicar la catedral con la Casa del Deán. El mirador, con ventanales de tracería gótico mudéjar, es resultado de la reforma del s. XIV.

Catedral del Salvador o la Seo
Una de las dos catedrales de Zaragoza, junto con el Pilar. Fue construida en el s. XII sobre la Mezquita Mayor. En ella encontramos elementos del románico, gótico, mudéjar, renacentista y barroco.

Paraninfo Universitario
Edificio construido en 1893 como sede de las Facultades de Medicina y Ciencias. Exponente de la arquitectura aragonesa del s. XIX. En la actualidad alberga el Paraninfo y Biblioteca universitaria y el Museo de Ciencias Naturales.

Parque José Antonio Labordeta
Fue inaugurado en 1929. Es conocido popularmente como Parque Grande, siendo la zona verde más importantes de la ciudad. Lleva el nombre de José Antonio Labordeta desde su fallecimiento en 2010.